sábado, 16 de junio de 2012

Jerarquía Azul Clarito

Vía Láctea en coordenadas galácticas
Escribir es humano, leer es divino...comentar no tiene precio.

Hace unos años atrás, la gente que se dedicaba a pensar se hacía preguntas, digamos, un tanto vanas. Entre tantas había una que se les suscitaba por las noches, cuando  más inspirados estaban: ¿cómo era que se movían las estrellas y la luna en el cielo?.

El estagirita Aristóteles, hombre culto si los hubo, estando en Atenas sin oficio ni beneficio, postuló dos modelos distintos de movimiento para las esferas donde se suponía que estaban enganchaditos estos astros.De esto, hace como 2400 años.
Sistema Geocéntrico del Universo


  En sus obras Sobre el cieloFísica propuso la idea de que la esfera exterior o Primer Motor movía a las esferas interiores por una acción mecánica o de fricción que se propagaba.
 Las inconsistencias del asunto eran tan obvias que en Metafísica XII, 7-8, sustituyó la explicación por otra, según la cual en cada esfera había una 'inteligencia’ (sustancia inmaterial) que movía la esfera correspondiente ‘por deseo’.
Como en los tiempos modernos, cuando algo sirve se adopta. Y dicho y hecho,  los intérpretes de Aristóteles,  islámicos y hebreos medievales, tomaron esas ideillas e identificaron esas ‘inteligencias’ con los ángeles de la tradición bíblica.


Los ángeles de la Madonna Sistina, Rafael Sanzio. (1513-1514)
Estos copiones no eran unos cualquiera...entre ellos estaban el médico y filósofo persa Avicena (siglo XI), pero también Algazel, y Maimónides.

Como lo nuestro es pasar...resulta que esta identificación de la fuerza motriz de cada esfera con un ángel fue reelaborada por... ¡¡ Santo Tomás de Aquino!! (siglo XIII), tipo muy conocido por los católicos.

Obviamente, esta identificación no fue aceptada por todos los escolásticos porque Don Alberto Magno, el maestro de Tomás y una de las voces más autorizadas en Filosofía de la Naturaleza, la negaba. (donde manda capitán...)

Tampoco estaba de acuerdo el matemático y filósofo de la naturaleza Robert Kildwardby, haciéndose eco de lo que era la posición común en el Oxford de los siglos XIII y XIV.
Y sin embargo, (como cuando se dice carenciados cuando hablar de carentes es lo verdadero, según la RAE), la explicación se siguió utilizando.



Retrato del Dante Alighieri, Sandro Botticelli
Una de las exposiciones más influyentes sobre la sistematización de las jerarquías angélicas fue debida al Pseudo Dionisio, un autor neoplatónico del siglo VI AD (Anno Domini o año del Señor). que  fue quien introdujo el calendario cristiano en el año 525 de nuestra era,  al afirmar que Jesús había nacido el Sábado 25 de Diciembre del año 753 a.u.c (ab urbe condita o sea desde la fundación de la ciudad de Roma).
El clero cristiano se apresuró a difundirlo entre la población y situaron el principio de la nueva era, el A.D. 1 (Anno Domini 1) comenzando el Sábado 1 de Enero del año 754 a.u.c. que era el comienzo del primer año tras el nacimiento de Jesús. Pero realmente, en la Edad Media, este muchacho era conocido  con ese nombre porque se lo identificó equivocadamente con el personaje de un relato bíblico al que San Pablo habría convertido durante su discurso en el ágora de Atenas). Entre sus obras hay una denominada "Sobre la jerarquía celeste".

El Dante no se quedó atrás y en el capítulo 6 de su obra El Convivio, expuso el esquema cósmico según el cual a cada esfera le correspondía una de las jerarquías angélicas expuestas por el Pseudo Dionisio.

Es muy interesante notar que en el capítulo 5, el poeta adviertió sobre los dos modos diferentes de explicación proporcionados por Aristóteles en sus obras Sobre el cielo y Metafísica.

Dante no era un improvisado. Sus textos literarios estaban asentados sobre un conocimiento reflexivo y profundo de la filosofía y astronomía de su época. Por si tiene dudas, no se pierda el cálculo de la edad de su amada Beatriz en este hermoso artículo de Gangui.




1 comentario:

  1. Conoces al Centro de Estudios Psiquicos la Jerarquia Azul?

    ResponderEliminar

su opinión no molesta...